Superman La Serie Animada
Capítulo 1×13 Dos son multitud (título original Two’s a Crowd)

Fecha de emisión: 15 de febrero de 1997
Guión: Stan Berkowitz
Dirección: Hiroyuki Aoyama

«Dos son multitud» es el decimotercer y último episodio de la primera temporada de Superman: La Serie Animada, y el decimotercero de toda la serie. Muestra el regreso de Parásito, que ahora ha absorbido la mente del científico Earl Garver. Superman tiene ahora que lidiar con un hombre de gran inteligencia en el cuerpo de un ser que puede robar sus poderes. Para empeorar las cosas, una bomba está preparada para estallar en Metrópolis y puede arrasar tres millas de la ciudad.

Historia

Las cosas pintan mal cuando la SCU rodea una casa. Maggie Sawyer llama al habitante de la casa y ella y el profesor Hamilton intentan sacarlo del edificio. Él se niega, lo que obliga al SCU a intentar un asalto. Sin embargo, la casa está atrincherada con paredes de acero y sistemas de armas automatizados. Todos los intentos de entrar en la casa son un fracaso. Superman aparece y pregunta por la situación. El hombre de la casa es Earl Garver, un antiguo empleado de los laboratorios S.T.A.R. que ha robado un isótopo radiactivo de S.T.A.R. y ha fabricado una bomba capaz de destruir cinco kilómetros de la ciudad. La bomba, que está recubierta de plomo, está preparada para estallar a menos que Garver reciba un rescate de cincuenta millones de dólares. Superman asalta la casa por su cuenta.

Dentro de la casa, Superman descubre que hay más defensas, como paredes electrificadas y una poderosa pistola. Sin embargo, consigue superar incluso estas defensas y se enfrenta a Garver. Acorralado, Garver activa una prensa hidráulica e intenta aplastar a Superman, pero descubre que su enemigo es demasiado fuerte. Superman hace retroceder la prensa y la aplasta, pero un gran cable deja fuera de combate a Garver, provocándole una conmoción cerebral que le dejará inconsciente hasta mucho después de que estalle la bomba. Hay muy poco tiempo para encontrar la bomba, y sin conocer su ubicación, ni siquiera Superman puede detenerla. Al darse cuenta de que no tienen muchas opciones, Hamilton hace una sugerencia bastante audaz.

Superman, Hamilton y Sawyer se dirigen a visitar a Parásito, con la esperanza de utilizar su capacidad de absorber los pensamientos de la gente para obtener la ubicación de la bomba de Garver. Éste parece no estar interesado, pero luego hace un trato con ellos: lo hará a cambio de tener televisión digital por cable, canales premium incluidos. Parásito se dirige a Garver y lo toca. Por desgracia, algo sale mal y Garver se apodera del cuerpo de Parásito. Garver insiste en que aún así le paguen para que la bomba sea detenida. Superman señala que Garver puede irse con la bomba si ésta estalla y, viendo que no hay otra salida y a instancias de Parásito, le dice a regañadientes dónde encontrarla.

El Hombre de Acero y Sawyer se dirigen hacia el puerto de Metrópolis y buscan en un barco abandonado. Clark es incapaz de ver a través de los escombros, por lo que tienen que entrar en el interior para buscar. Finalmente, Sawyer se da cuenta de que la bomba no está allí. Superman afirma que Garver sólo está ganando tiempo y se dirige de nuevo al hospital.

De vuelta al hospital, las sospechas de Superman resultan ser ciertas. Garver intenta escapar de sus ataduras y finalmente convence a Rudy de que puede encontrar una forma de hacer permanente el drenaje del Parásito a cambio de su ayuda, razonando que ésta podría ser su última oportunidad de libertad y poder. Rudy une su voluntad y su fuerza a la de Garver y ambos consiguen destruir la sujeción de la mano. Garver llama entonces al guardia y le roba también su fuerza.

Con su fuerza aumentada, logra escapar de sus ataduras y toma la fuerza vital de muchos miembros del personal del hospital.

Cuando sólo quedan veinte minutos para que la bomba estalle, Garver llama y exige su dinero, pero esta vez Superman debe traerlo él mismo. Superman lleva el dinero a un túnel ferroviario abandonado, siguiendo unas instrucciones de audio, y descubre un pozo tan profundo que ni siquiera él puede ver el fondo. Cerca del pozo, encuentra la bomba y la desactiva. Sin embargo, resulta ser una trampa, ya que Parásito lo atrapa. Garver revela que no sólo quiere el dinero, sino también los poderes de Superman. Los dos luchan y parecen estar igualados. Sabiendo que pronto perderá su poder, Garver reactiva la bomba, cambia el código de desactivación y exige a Superman que le dé sus poderes, despreocupado por si explota o no: su cuerpo está a kilómetros de distancia en una ambulancia y no sufrirá ningún daño.

Superman llama a Rudy y lo pone en contra de Garver, pero al final, la voluntad de Garver resulta ser más fuerte. El tiempo se agota y Superman lanza la bomba por el pozo. Garver ataca pero tanto él como Superman caen en el foso con la bomba. La bomba estalla y derrota a Parásito, pero Superman consigue escapar ileso.

Fuera del túnel, Garver se despierta en una ambulancia y encuentra a Superman sobrevolando Metrópolis. Garver es llevado a la prisión y encuentra a su antiguo «compañero» Parásito riendo y disfrutando mientras mira su nueva televisión de pantalla grande con cable.

Continuidad

En «Doble dosis», Rudy todavía tiene su televisión. Al igual que Garver, Livewire lo considera ingenuo por venderse tan barato.

Curiosidades

Las marcas blancas del parásito parecen ser algún tipo de prenda, ya que Superman es capaz de tocarlas sin perder sus poderes.

Opinión
4. Bueno

Superman no tiene más remedio que solicitar la ayuda de Parásito para localizar una bomba en el capítulo 1×13 «Dos son multitud». ¿Cómo encaja Parásito en todo esto?

Sorprendentemente, Parásito presenta uno de los mejores argumentos para no ayudar a Superman ni a la policía. Superman y la Capitana Sawyer no deberían haber intentado apelar a ningún heroísmo en él, ya que no existe.

El capítulo 1×13 «Dos son multitud» establece algunas nociones desafiantes y realiza un excelente trabajo de exploración con los personajes. De hecho, el episodio se centra más en Parásito que en Superman, ya que el Hombre de Acero es más bien un complemento del villano.

En cuanto al final de temporada, es un episodio bastante estándar. No hay un gran cliffhanger como el de «Herramientas del Oficio», tal vez habría sido un mejor final, con la gran revelación de Darkseid al final.

Así que, aunque no sea material de final de temporada, el capítulo 1×13 «Dos son multitud» acaba siendo un episodio sorprendentemente sólido con un excelente estudio de personaje sobre un villano de Superman muy infrautilizado. Sin duda, uno de los momentos más brillantes de la primera temporada.

El siguiente episodio de «Superman: La Serie Animada» será «Ráfagas del pasado», primero de la segunda temporada.

¿Qué te ha parecido el capítulo 1×13 «Dos son multitud»?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Reseñas de Superman: La Serie Animada

Por Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.